sábado, 3 de abril de 2010

Sinergia del calcio y otros nutrientes (Vitamina D y Vitamina K2)

Debido al aumento de la incidencia de osteoporosis los alimentos y bebidas fortificadas con calcio abundan en el mercado actual. No obstante debemos tener en cuenta diferentes factores que influyen en la absorción de este nutriente vital, incluyendo el tipo de calcio consumido, si se consume en ayunas o junto a las comidas, y si el calcio se consume junto a otros nutrientes como vitamina D y/o vitamina K2.

Después de los 30 años la densidad mineral ósea empieza a declinar y la práctica de ejercicio físico ha demostrado atenuar la pérdida de calcio y vitamina D en la matriz ósea.
Además de su función en la salud ósea el calcio tiene otros beneficios como regular las contracciones musculares, ayudar a la función normal neuronal, a la expansión y contracción de los vasos sanguíneos, y a la secreción hormonal y enzimática. Cuando hay una deficiencia de calcio a través de la alimentación, éste se extrao de los depósitos óseos, lo que aumenta el riesgo de padecer osteopenia.

Muchos factores influyen en la cantidad de calcio que absorbemos. Entre ellos podemos citar la edad, la cantidad y tipo de calcio consumido, la ingesta simultánea de vitamina D y/o vitamina K2.

Se sabe que los niños absorben mayor cantidad de calcio que los adultos (aproximadamente el 60% de la ingesta, mientras que los adultos solo entre el 15 al 20%), según Food and Nutrition Board, Institute of Medicine.

En promedio se recomienda consumir 500 mg o menos de calcio por porción de consumo.

Niveles bajos de vitamina D disminuyen la absorción intestinal del calcio(Journal of Human Nutrition and Dietetics, 2010; 23(1):54-60) y es de conocimiento popular que el ácido fítico que contienen muchos alimentos como los granos integrales, semillas, nueces y la soya, se une al calcio e inhibe su absorción. Otro componente naturalmente encontrado en muchos vegetales de hoja oscura como las espinacas, el ácido oxálico, también se une al calcio e inhibe su absorción. Pero mientras algunos tipos de fibras dietéticas disminuyen la absorción del calcio, la fibra prebiótica inulina aumenta su absorción(Journal of Nutrition, 2007; 137:2,527S-2,533S).

Los estudios demuestran que la mayor parte de las personas consumen menos cantidad de calcio de la recomendada, por lo que el consumo de alimentos funcionales o nutracéuticos, de calidad, fortificados con calcio y otros nutrientes como vitamina D y vitamina K2, se convierten en un buen aliado para mantener una buena salud ósea y prevenir tanto la osteopenia como la osteoporosis (y las temidas fracturas que conlleva).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada